viernes, 26 de agosto de 2016

Por qué me convertí en budista


Por qué me convertí en budista


¿Qué hace que cuando creces cambie tu manera de pensar? En mi caso fue cuando la palabra justicia, pecado y destino no pudieron embonar en mi mente y mi corazón, y  tuve que virar muchos grados hasta que llegué a Oriente.  Lo doloroso de dejar la infancia es ver caer los ídolos, nuestros padres mienten, critican a otros y  se engañan a sí mismos; los maestros casi siempre son incongruentes y se nota que no le entienden a sus propias vidas; Jesús de Nazaret no se conmovió ante la aberración de Las Cruzadas, ni de La Inquisición,  ni por los niños violados,  y por los siglos de los siglos no ha podido combatir el hambre de los pobres; los presidentes de Estados Unidos  van a misa antes de bombardear un país porque creen que el petróleo lo es todo;  Mahoma llama a la Guerra Santa y sus  Imanes, o Sacerdotes,  proclaman que todos, excepto los musulmanes, somos pecadores y merecemos la muerte; luego observé que el sacerdote neurótico  de la iglesia a la que pertenecíamos, a media misa, pellizcó a un niño para que dejara de llorar y  él comunicara el mensaje de amor y paz que Dios le reveló.   
            Perdida la brújula, llegaron a mi vida los días vacíos, sin rumbo, cuestionando en cada esquina, en cada libro, en cada reunión, la razón de la existencia, (enamorarse de alguien siempre llena este vacío, pero pasado un tiempo lo complica más). Mirando las frías imágenes de santos en las iglesias y buscando, inútilmente, la maravillosa y segura fe de la infancia.  La religión es el opio de las masas,  dicen los comunistas; acepté que yo era masa, pero el ateísmo tampoco me dio felicidad,  y seguí dando tumbos, buscando la razón de mi común existencia, de mi complicada mente, del perfecto funcionamiento de mi cuerpo, de los hijos que de mi pecho se alimentaban.
            La Biblia cristiana en sus mil quinientas páginas no explica la razón de nacer, nos da una filosofía para convivir sin explicar que somos parte de una evolución constante, de una naturaleza casual, pero perfecta, engranaje de un todo cuyo destino es desaparecer.  Olvida que la mente es el hombre y el hombre es su mente.
            El budismo apareció por ahí, cuando enfermé... de la mente;  no podía hilar dos oraciones juntas y ponerlas en acción, sabía que mi enfermedad no era cuestión de desengaños, ni de traiciones de las personas que me rodeaban, sino de paz en mi pensamiento, de verlo todo desde arriba, de una filosofía más certera que la cristiana para soportar los embates de una supervivencia diaria, por demás cómoda, pero llena de horarios, exigencias y consumismo.   Buscaba una explicación de la existencia desde el punto de vista espiritual, (ya  el Bing Bang, la extinción de los dinosaurios, la falta de vida en Marte y Charles Darwin me habían aclarado  la vida desde el punto de vista científico).  Buscaba, pues,  una disciplina moral sin pecado, sin castigo, sin infierno.  Necesitaba entenderle a la vida, y sentirme alegre de estar viva.
            El budismo  es una filosofía que puede vivirse sin practicarla como religión,  no conoce la conversión forzada, no pelea guerras, no predica el pecado y convierte al propio hombre en su única fuente de felicidad por el corto tiempo que le toca vivir en la Tierra.  Está basado en el principio de interdependencia o Ley de Causa y Efecto. Fue fundado en India alrededor de siglo V, a C. por Siddhartha Gautama quien a los 35 años despertó a la realidad suprema de la existencia, convirtiéndose en el primer Buda. La palabra Buddha proviene del sánscrito, significa el iluminado.
            Existen estelas de piedra que relatan el nacimiento de Buda en el Norte de India, aproximadamente en el año 560,  a C., hijo del rey Shuddodana, monarca de Kapilavatsu, un pequeño reino cerca del Himalaya.
            Siddhartha observa que todo ser humano enferma, envejece, sufre y muere. Conmovido ante estos eventos inevitables se dedica al estudio de las escrituras hindúes bajo la tutela de sacerdotes brahmanes con el fin de encontrar respuesta al dolor y al sufrimiento. Durante seis años meditó sentado y casi fenece de hambre cuando escuchó que un maestro, enseñando cítara a un alumno, le recomienda: "para que el sonido sea óptimo, las cuerdas ni flojas ni tirantes".  Entonces Siddhartha descubre el camino medio, el de la armonía. Fluir con la corriente: ni flojo ni tirante.

            Sentado bajo una higuera, bodhi o árbol de sabiduría, el príncipe tuvo tres revelaciones:
1ª.- Supo de sus existencias anteriores (la rueda de la vida, nacer, morir, nacer…)

2ª.- Comprendió la ley del karma (renacer de acuerdo con las acciones buenas o malas de la vida pasada  y así será, sucesivamente, en nuestras próximas vidas hasta ser un santo; nunca se reencarna en  animal, ni se realizan peores acciones que en la  vida pasada, siempre hay evolución). Apunto aquí que esto no es trascendente para mí como budista, no estoy interesada ni en mis vidas pasadas, ni futuras, sólo en aprender a lidiar y estar contenta en esta).

3ª. Cómo eliminar el sufrimiento.
            Esta  última de las tres revelaciones se convierte en una de las principales prácticas de la filosofía budista porque para eliminar el sufrimiento, el Iluminado, reveló Las Cuatro Nobles Verdades:
  

LAS CUATRO NOBLES   VERDADES

1ª.  La vida es sufrimiento: nacer, enfermar, envejecer y morir causa sufrimiento, incluso las cosas agradables cuando se terminan causan desconsuelo.

2ª. La causa del sufrimiento son los apegos: desear riqueza, poder, placer, opiniones, al amante de la vecina, juventud eterna, momentos felices. Desear es sufrir por lo que no se tiene.

3ª.  Para eliminar los sufrimientos hay que desechar estos deseos de la mente.
4ª.- Finalmente la cuarta verdad nos dice como eliminar los deseos.  Y para eliminar los deseos, hay que seguir El Noble Camino Óctuple o de los ocho pasos:

                             EL CAMINO DE LOS OCHO PASOS

Tener:
1.- Una visión correcta de la vida.
2.- Pensamiento correcto.
3.- Habla correcta.
4.- Actuación correcta.
 5.-Trabajo correcto.
6.- Esfuerzo correcto.
7.-Concentracion correcta (estudiarlo todo para evitar la ignorancia de la razón de la existencia).
8.-Meditación y absorción correcta. (experimentar la alegría de vivir y disfrutar el presente)

             Buda experimentó el cese del sufrimiento; supo que el dolor era inevitable, pero el sufrimiento es opcional  e inútil, considerando la brevedad de la vida y la condición de que todos moriremos. Tras su iluminación viajó durante los siguientes cuarenta y cinco años por toda India. Su amor y compasión a todos los seres sensibles fueron renombradas y tuvo miles de discípulos. Murió a los ochenta años. Tres siglos más tarde, el budismo se había extendido por toda Asia.    
            Mi conversión fue simple, con la ayuda de una Biblia budista que encontré en un cajón del hogar de mi infancia. Cuanto más buscaba más encontraba. Luego en mis momentos de desesperación y crisis, de cuestionarme sobre la justicia,  el pecado y el destino, brincaban por ahí otros libros (claro que en librerías, y caros, el budismo  es práctico: ayúdate que yo te ayudaré, al conocimiento hay que invertirle tiempo y dinero) de monjes estudiosos del espíritu, que vivieron en siglos pasados, con mensajes que indicaban que todo sufrimiento está en nuestra mente.  La mayor revelación que tuve aquellos años ( más de quince)  es que presumir nuestro sufrimiento es ego.  Tan igual es presumir la compra de un carro nuevo, como el dolor que padecemos con cierta enfermedad o decepción.   
              Es muy largo el tema del budismo, pero estaré por aquí con otros títulos: 





-NACIMIENTO DE LOS DALAI LAMAS
-INVASION DE CHINA A TIBET EN 1959
-EL PRISIONERO POLITICO MAS PEQUEÑO DEL MUNDO
-COMO SE DESCUBRE UN TULKU O LAMA RENACIDO
ETC.  

SILVIA GONZALEZ DELGADO




jueves, 18 de agosto de 2016

Book Trailer UN RAYO EN LA PRADERA




El Dalai Lama

            El budismo fue introducido en Tíbet en el siglo II d C. Cuando el emperador de esos tiempos se casó con una mujer budista.
            Al inicio del siglo XIII, Ghengis Khan conquistó China y Tíbet. Al poseer las tierras tibetanas las dividió en varias regiones, cada una gobernada por la nobleza y la jerarquía monástica. El comienzo de los Dalai Lamas proviene de Dusum Khyenpa nacido en 1110. Este hombre fue reconocido como la materialización de Buda, acontecimiento anunciado por el mismo Siddhartha Gautama y escrito en los primeros  sutras budistas.  Dusum Khyenpa fue elegido el primer karmapa, el primer renacido, la reencarnación del mismo Buda; y al morir en 1193 indicó cómo y en dónde iba a reencarnar. Dusum Khyenpa renació en el monje Karma Pakshi, y con ellos comienza la tradición de los tulkus, los renacidos o las reencarnaciones (utilizando este término con el mismo significado). En 1247, un descendiente de los Kan, confirió el poder político de Tíbet al primer lama representante de la escuela Shakya y tras enfrentamientos  comenzó el legado. En 1642 el quinto Dalai Lama construye el Potala sobre un castillo antiguo, el monasterio se vuelve lugar de peregrinación y centro de su religión. Ahí vivieron los siguientes nueve Dalai Lamas hasta que el XIV, Tenzin Gyatso, en 1959, tomó la decisión de refugiarse en India ante la invasión china.    
     



El Panchem Lama: el prisionero más pequeño del mundo       

      En Tíbet, todos los nombramientos son duplicados, la primera autoridad es el Dalai Lama, la segunda es el Panchem Lama. Durante siglos el cargo de Panchem Lama al igual que el de Dalai, fue otorgado a un monje budista reencarnado que lo autorizaba a gobernar las provincias de Tíbet cercanas a China.
      Desde la ocupación china en 1950, el X Panchem Lama —apenas un adolescente al igual que el Dalai—, era un auténtico prisionero de los chinos. No tenía un minuto a solas con nadie, y su familia y él se movían escoltados por abundantes guardias comunistas. La comunicación entre el Dalai y el Panchen Lama fue sumamente difícil.
            El Dalai huye en 1959. El Panchem Lama se queda. Pasaron treinta años. En 1989, el Panchem Lama afirma, atrevidamente y ante un público formado por comunistas, que la invasión a Tíbet trajo más inconvenientes que ventajas a su pueblo; y días después muere de un misterioso ataque al corazón. Tenía cincuenta y un años.
         Cuando muere un lama de tal investidura se busca su reencarnación. El renacimiento  del Panchem Lama se volvió una obsesión para China y un desafío a la cultura tibetana.
      Desde Dharmasala, India, el actual XIV Dalai Lama, Tenzin Gyatso, anunció que descubrieron la reencarnación del XI Panchem Lama, un niño de nombre Gendum Chöky, en Tíbet, según renombrados adivinos. Los monjes tibetanos lo instalan en un monasterio para su educación, pero los chinos no lo aceptaron como tal y contradiciendo al Dalai nombraron a otro infante de la misma edad, Gyancain Norbu, como Panchem Lama. Incluso para este descubrimiento los chinos dijeron que utilizaron un antiguo método que consiste en escribir los nombres de los posibles candidatos sobre granos de cebada, luego introdujeron estos en una urna de oro, eligieron uno y en el grano apareció el nombre de  Norbu y  por eso lo nombraron Panchem Lama.  Además exigieron a la comunidad tibetana que lo aceptara como tal.
      El niño Gendum Chökyi, quien había sido nombrado por el Dalai Lama como Panchem Lama fue misteriosamente extraído del monasterio tibetano donde se encontraba y junto con su familia se encuentra desaparecido.
      Es el prisionero político más pequeño del mundo.




GLOSARIO


Abhidharma
Códigos budistas con comentarios y discusiones sobre los sutras, libros escritos por los sabios posteriores a la muerte de Buda. En ellos se habla sobre la iniciación del mundo. Existen tres libros sagrados en Las Enseñanzas Budistas: El Dharma (la Verdadera Enseñanza), Las Vinayas ( las Reglas), y los Abhidharmas (Comentarios sobre los Libros Sagrados).

Ahimnsa
Significa no violencia, no dañar de pensamiento, palabra o acción. No violencia incluye el respeto al propio cuerpo.

Bodhisattvas:
Boddhi significa supremo conocimiento, sattva un ser embarcado en la búsqueda de la iluminación. Seres iluminados que auxilian a quienes no lo están.

Buda
En sánscrito significa pali, en tibetano sangye. En español, aquél que está despierto. Los Budas son seres liberados de nacer y morir en la interminable rueda del samsara: la muerte y el renacimiento infinito.

Chang
Cerveza tibetana.

Chakra
Significa  rueda, son centros de energía en el organismo  que coinciden con las glándulas.   Se encuentran entre el cuerpo etéreo y el físico. Al ser estimulados por medio de ciertas prácticas el individuo puede incrementar su fuerza física, alcanzar la paz mental y finalmente el despertar de la conciencia universal.  Los chakras son siete.

Dakini
En tibetano es khádroma, la mujer que viaja por el cielo o el vacío. La dakini actúa en plena consciencia, es un ser despierto a la realidad absoluta. Es una diosa o una manifestación directa de una mente iluminada.
  
Dri
Animal parecido a la vaca.

Geshe
El máximo grado al que aspira un estudiante de monje budista. Doctor en Budismo. Literalmente significa maestro o amigo espiritual.  Es un título dado a quien completa un estudio detallado de los principales tratados budistas. En las universidades occidentales corresponde a una categoría académica de posgrado.

Gong
Una variedad de tambor. Tambor tibetano.

Karma
Significa literalmente acción. Sin embargo se  refiere a la ley  de causa y efecto. Cualquier acción realizada física, verbal o mentalmente deja una semilla que crecerá y puede dar fruto si las circunstancias son propicias para su realización. Las acciones positivas tienen efectos positivos, llevan a la felicidad; las acciones negativas tienen efectos negativos, llevan a la infelicidad. Karma no significa destino, sino las consecuencias de nuestras acciones pasadas. Y no determina la mala suerte de una persona, son sólo tendencias; para los budistas el destino no está escrito, sin embargo las acciones quedan sembradas como semillas que al encontrar tierra fértil pueden brotar y crecer.

Khatas
Pañoletas que recibe el visitante, familiar o amigo, al llegar a un cierto lugar, según la tradición tibetana. Proviene de la palabra kadag que significa pureza. La khata es una tira de tela que simbólicamente representa nuestra verdadera naturaleza. Los practicantes ofrecen una khata a los maestros como muestra de su cariño. El que la recibe puede quedársela o regresarla.

Khampas
Tribu tibetana dedicada a la captura y venta de caballos.

Lama
En la tradición budista tibetana es un monje reencarnado. No todos los monjes son lamas, sólo los renacimientos.  En tibetano es bla ma, en sánscrito gurú. Lama es la encarnación de Las Enseñanzas y del Buda mismo.

Losar
Festividad tradicional tibetana que anuncia la llegada del año nuevo.

Lung gon pa
Hombres que por medio de ciertos ejercicios respiratorios entran en trance y corren casi sin pisar el suelo. Hasta 1959 eran utilizados para llevar y traer mensajes por todo Tíbet.

Mandalas
Figuras geométricas que se utilizan para meditar o tranquilizar la mente. Es una forma de meditación activa que pone al individuo en contacto con su esencia y le vincula a una totalidad, expande la conciencia, estimula la concentración y activa el crecimiento espiritual.

Mantras
Oraciones que por medio de su vibración repetitiva manifiestan cierta fuerza.

Maithuna
El maithuna tántrico es un antiguo rito de los yoguis o practicantes de yoga que se unían sexualmente para reproducir la danza cósmica del inicio del universo.   Los practicantes son un hombre y una mujer que se impregnan del carácter divino, se contemplan uno al otro en la relación sexual y liberan el amor incondicional que transciende el ego y  sus manifestaciones de posesividad,  dependencia y  apego.  Puede ser un camino a la iluminación.

Namasté
Saludo tradicional en las tierras tibetanas.  Significa: la luz que hay en mí saluda a la luz que hay en ti.

Nambus
Cinto típico de la vestimenta tibetana.

Nirvana
Es un estado del ser, no es comparable con el concepto de cielo en el cristianismo. El término significa la extinción de las existencias, es un estado en el que la ley del karma, el sufrimiento, el cese de las sensaciones y el ciclo de renacimientos llega a su fin.


Pali
El canon budista.

Prana
Prana es la energía vital de la cual dependen la consciencia y el cuerpo. Se encuentra principalmente en el oxígeno.


Po cha
Té.

Puja
Es una ceremonia en la cual se ofrecen a la divinidad flores, comida, frutas, incienso, vino, agua, etc. Se bendicen los lugares, las cosechas y se pide compasión para todos los seres sensibles.

Rinpoché
Es un título de honor que se usa al dirigirse a un lama encarnado. Comúnmente se refiere a un maestro espiritual con logros reconocidos en el camino del dharma.

Sarong
Bata o vestido.

Samsara
Es el ciclo de nacimiento y renacimiento.  En occidente se define como la rueda de la vida que no deja de girar.

Stupa
Altar en honor a un monje, tumba de una deidad o persona querida.

Suttapitaka
Discursos de Buda.

Sutra diamante
Libro sagrado de los budistas para alcanzar la iluminación.

Sutras
Los libros sagrados de la tradición budista.

Tantra yoga
Procedente del sánscrito, está formada por las palabras tanoti que significa expandir y trayati, liberación. Es la práctica física y respiratoria mezclada de rituales,  ejercicios y estudios para desarrollar el arte de la sexualidad espiritual. Su origen se remite a  los pueblos primitivos de la India. Toda fuerza creativa de la naturaleza es tántrica.

Tashi delek:
Saludo tradicional tibetano, puede significar “buena suerte”.

Tsampa
Alimento tradicional tibetano hecho de cebada tostada y
Molida. Polvo de cebada.

Thugpa
Sopa tradicional de Tíbet.

Tangkas.
Frescos, pinturas, murales con imágenes religiosas budistas. También pueden ser lienzos de tela con imágenes de santos.

Tulku
Un renacido, un monje con grandes dotes y avances espirituales
reencarnado en un cuerpo nuevo.

Yak
Bestia de carga,  vacuno macho, fuente de carne y leche que sobrevive a cualquier altitud arriba de los tres mil metros. Elemento fundamental agropecuario de Tíbet.

Yartsa gompo
Medicamento proveniente de una larva, que los tibetanos y los chinos consideran milagroso.

Yoga tum mo
Es el yoga del calor psíquico, el propio calor corporal que el cuerpo puede producir con la ayuda de sencillos ejercicios respiratorios. El organismo maximiza la producción de oxígeno, el ritmo cardiaco se abrevia o ralentiza y el flujo sanguíneo se constriñe. Comparable a la hibernación.